ecanomia

Desde la independencia, el gobierno ha seguido una política de transición gradual hacia una economía de libre mercado, pero la mayoría de las grandes empresas siguen siendo de propiedad estatal o controladas. La economía de Uzbekistan se basa principalmente en la producción agrícola y la extracción de recursos naturales del subsuelo. Uzbekistán es un importante productor y exportador de algodón, pero el gas natural le ha reemplazado como la principal fuente de divisas. También es un importante exportador de oro, uranio y minerales estratégicos. El uranio es el más grande producto de exportación de Uzbekistán, su venta se hace principalmente a los Estados Unidos, y actualmente cursan procesos de reinstalación de la industria pesada y ligera, con la apretura de fábricas de alimentos procesados, productos de índole electrónica, y sobre todo en el sector de la industria del automóvil, que está dirigida principalmente a la exportación hacia el mercado ruso.

Es difícil estimar con precisión el crecimiento económico en Uzbekistán debido a las estadísticas oficiales, que son poco fiables. El crecimiento económico ha sido fuerte en los últimos años; según el gobierno central, pero la riqueza está estrictamente en manos de la élite gubernamental. El gobierno aplica una fuerte política de sustitución de importaciones para controlar el comercio exterior y evitar la salida de capitales. Varias reformas estructurales importantes que se necesitan, sobre todo en el ámbito de la mejora de las facilidades para la inversión, han hecho que para los inversores extranjeros el país sea poco atractivo, y la liberalización del sector agrícola se ha hecho de forma muy lenta.

Aunque el gobierno se ha comprometido en teoría a acatar las disposiciones del Fondo Monetario Internacional (según el VIII estudio emanado del FMI, en el artículo sobre la convertibilidad de la moneda para las operaciones de cuenta corriente), en la práctica las empresas pueden esperar meses o incluso hasta años para obtener divisas para su funcionamiento o compra de insumos extranjeros, afectando notablemente su desarrollo real.

Las duras condiciones sobre la existencia en restricciones legales de convertibilidad, la dificultad para convertir la moneda local de las cuentas bancarias a dólares o rublos, así como otras medidas del gobierno para controlar la actividad económica (por ejemplo: restricciones a la importación y exportación de bienes, cierres intermitentes de las fronteras) han limitado el crecimiento económico y llevado a las organizaciones internacionales de crédito a suspender o retirar sus créditos anteriormente aprobados.

 

Leave a Reply